Propiedad Intelectual
home / Propiedad Intelectual

Propiedad Intelectual


Documentos de posición de ASA respecto a la Propiedad Intelectual:

ASA tiene los siguientes objetivos estatutarios:

a) Representar a sus asociados a nivel nacional, ante los sectores público y privado;

b) Promover los intereses de la industria semillera;

c) Constituir un foro relacionados con la industria semillera;

d) Promover el libre comercio y la circulación comercial de semillas dentro de equitativas regulaciones que protejan los intereses de los semilleros, agricultores y consumidores;

e) Asegurar el derecho de propiedad intelectual de las creaciones fitogenéticas;

f) Promover el uso de tecnología en mejorar la calidad del material de propagación vegetal y la competitividad de la producción agropecuaria dentro de un esquema de agricultura sustentable y preservación del medio ambiente.

 

La protección de todas las formas de derechos de propiedad intelectual de los socios de ASA y de la industria semillera en general es entonces un objetivo fundacional y fundamental de la Asociación.

Los derechos de propiedad intelectual se asemejan a cualquier otro derecho de propiedad, y permiten al obtentor de variedades vegetales, al titular de una patente, o al titular de una marca, beneficiarse de su obtención vegetal, de su invención biotecnológica o de su producto. Estos derechos figuran en el Artículo 27 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, donde se establece el derecho a beneficiarse de la protección de los intereses morales y materiales resultantes de la autoría de toda producción científica, literaria o artística. Estos derechos son Derechos Constitucionales en la República Argentina, y figuran en su artículo 17º que expresa que “Todo autor o inventor es propietario exclusivo de su obra, invento o descubrimiento, por el término que le acuerde la ley”. Estos mismos derechos fueron ratificados por la República Argentina mediante la Ley 24.425/94 de aprobación de la Ronda Uruguay que dio origen a la OMC, la cual expresa en su Anexo 1 C, Art. 27, b): “los Miembros otorgarán protección a todas las variedades vegetales mediante patentes, mediante un sistema eficaz sui generis o mediante una combinación de aquéllas y éste”. Finalmente, en el campo específico de las variedades vegetales, los derechos de propiedad intelectual fueron ratificados por la República Argentina mediante la Ley 24.376 / 94 de adhesión al Convenio de UPOV y al Acta de UPOV de 1978.

 

¿Por qué debe promoverse y protegerse la propiedad intelectual?

Para la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual –de la cual la República Argentina forma parte- existen varias razones imperativas. En primer lugar, el progreso y el bienestar de la humanidad radican en su capacidad de lograr nuevas creaciones en las esferas de la tecnología y la cultura. En segundo lugar, la protección jurídica de estas nuevas creaciones alienta la inversión de recursos adicionales que, a su vez, inducen a seguir innovando. En tercer lugar, la promoción y la protección de la propiedad industrial estimulan el crecimiento económico, generan nuevos empleos e industrias y mejoran la calidad y el disfrute de la vida.

Un sistema de propiedad intelectual eficaz y equitativo puede contribuir a que todos los países desarrollen el potencial de la propiedad intelectual como un instrumento poderoso de desarrollo económico y de bienestar social y cultural. El sistema de propiedad intelectual ayuda a establecer un equilibrio entre los intereses del innovador y el interés público, proporcionando un entorno en el que la creatividad y la invención puedan florecer en beneficio de todos.