home /

Por los excesos de agua habrá 230 mil hectáreas menos de trigo


Llama la atención cómo el clima está contrariando el patrón invernal, causando la imposibilidad de concretar siembras. De 4,73 millones de hectáreas de intención de siembra de hace un mes, ahora se bajó la estimación a 4,50 millones. El aumento interanual sería del 31% frente a la superficie triguera 2015/2016. 

DE LA REDACCION. Con un avance de siembra del 65%, el trigo 2016/2017 va definiendo una suba de superficie menor a la inicial. De 4,73 millones de hectáreas de intención de siembra de hace un mes, ahora se bajó la estimación a 4,50 millones. Así se desprende del informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), el que agrega que las 230 mil hectáreas que se recortan de las previstas originalmente están situadas en la franja central de la región pampeana. Esta zona, muy afectada por el temporal de abril, sufrió importantes lluvias en los últimos 10 días de junio. La primera semana de este mes siguió con lloviznas y tiempo húmedo, quitando la posibilidad de sembrar 100 mil hectáreas en Entre Ríos, 70 mil en Santa Fe y 60 mil en Córdoba. 

El incremento interanual sería del 31% frente a la superficie triguera 2015/2016. Las provincias del norte argentino, ante la severa baja del año pasado, lideran esta vez las subas interanuales con un 64%. Pese a los recortes, le siguen en el ranking de aumento triguero Córdoba y Santa Fe, con 35 y 32%, respectivamente. 

Pero Buenos Aires es clave. El cultivo retomaría su lugar en 2 millones de hectáreas, pero tiene severos problemas. Las siembras están retrasadas en un 30% respecto al año pasado por los excesos de agua ante los días de mal tiempo de este mes que la afectaron. Si bien las zonas más importantes del sur triguero disponen de una amplia ventana de siembra, es también la zona que registra los mayores retrasos de cosecha de soja y maíz. Esto podría terminar afectando el nivel de siembra de los cultivos invernales, entre ellos el trigo. 

En soja y maíz el progreso de la cosecha de la campaña 2015/2016 confirma las expectativas de las estimaciones que señalan una producción de soja de 55,3 millones de toneladas y en maíz de 27 millones de toneladas. El avance de la cosecha en soja es de 98%. 



Trigo 2016/2017 

Llama la atención cómo el clima está contrariando el patrón invernal, causando la imposibilidad de concretar siembras por problemas de excesos hídricos. Los últimos diez días de junio y los primeros de este mes volvieron a acentuar los problemas en los accesos de los lotes, la falta de piso y los niveles de napas, otra vez, alcanzando sus máximos picos. La situación de esta campaña es comparable a lo que sucedía hace dos años, en la siembra del trigo 2014/2015, cuando los excesos quitaron de las siembras 160 mil hectáreas. Las intensas lluvias recibidas sobrepasaron por lejos las medias mensuales de los 20 a 40 milímetros. 

En los primeros días de este mes volvieron las lluvias sobre este del país y sobre Buenos Aires. Las siembras de trigo en dicha provincia están retrasadas en un 30% respecto del año pasado. Sólo se ha logrado implantar 700 mil hectáreas de las 2 millones que se intencionan sembrar con trigo en este año. De esta manera, el crecimiento que se proyecta sería del orden de 27,4% respecto del ciclo anterior, reposicionándose el cultivo con los niveles de las campañas de 2014/2015 o 2013/2014, pero muy lejos aún de expresar el potencial de 3,3 millones de hectáreas del 2004/2005. 

El resto de las hectáreas que faltan se presentan como un desafío. Si bien hay tiempo para sembrarlas, el patrón húmedo a pesar de los ingresos de aire frío y seco que se interponen, se extendería sobre el este provincial en lo que resta del mes. También el atraso es provocado por el retardo de la cosecha. En Buenos Aires falta recolectar 380 mil hectáreas de maíz y 530 mil de soja. 

Se estima que, tomando el tándem que conforman las provincias de Chaco, Santiago del Estero, Salta y Tucumán, se pasaría de las 220 mil hectáreas cultivadas con trigo del año anterior a 380 mil hectáreas en esta temporada 2016/2017. Esto implicaría un notable aumento de casi el 73%. 

En orden de aumento de área sigue la provincia de Córdoba, que sumaría casi 300 mil hectáreas en este ciclo. En lo que se refiere a la provisión de agua de Córdoba, si bien la problemática de excesos hídricos es muy marcada en gran parte de la provincia, los sectores más afectados están en el este provincial. Empezando por los departamentos Marcos Juárez, Unión y San Justo, se extiende en la segunda franja, que abarca algunos sectores adyacentes hacia el sur cómo los departamentos de General San Martín, Juárez Celman y Roque Sáenz Peña. Es en estas áreas donde se ha descontado 60 mil ha trigo. 

De 340 mil hectáreas sembradas con trigo en Santa Fe el año pasado, una de las campañas más bajas de siembra, se proyectan 450 mil ha para el ciclo 2016/2017, lo que da un incremento del 32%. El entusiasmo era mayor, pero las lluvias de junio volvieron a provocar problemas que limitaron los planes de siembra, ya que se esperaban concretar 70 mil hectáreas más. El área del centro y centro sur de Santa Fe es donde se notan los mayores problemas por excesos hídricos. 

Si bien los guarismos de superficie del trigo 2016/2017 seguirán revisándose mensualmente, hasta llegar a la configuración final, en el presente informe se estima un área total de 4,50 millones de hectáreas, lo cual es un 31% superior a los 3,44 millones de hectáreas cultivadas en la campaña anterior.