home /

AGROINDUSTRIA-MONSANTO Pelea de Agroindustria y Monsanto por el tema semillas complica plan de nego


Buenos Aires, 11 de mayo (Télam)
El CEO de Bioceres, Federico Trucco, afirmó hoy que la disputa que mantienen el Ministerio de Agroindustria y la empresa Monsanto por el tema semillas, "complicó el plan de negocios" de la compañía, al tiempo que enfatizó que "no se entiende qué es lo que quiso hacer el Gobierno con la Resolución 140".
Bioceres es una empresa de biotecnología que apuntaba a posicionarse como líder en el mercado agropecuario latinoamericano.
Justo antes de que saliera la Resolución 140, en Bioceres estaban ultimando los detalles para salir a buscar inversiones en Estados Unidos por un monto cercano a los 100 millones de dólares, iniciativa que ahora quedó en suspenso.
"Parecía que se habían alineado los planetas, que íbamos a poder dar un salto de calidad, estábamos por ser la primera empresa de biotecnología de América Latina en buscar financiamiento en Nueva York, pero todo quedó en stand by", se lamentó Trucco.
A mediados de abril, Agroindustria publicó la Resolución 140, que buscó dejar sin efecto el sistema de validación que venía implementando Monsanto junto a los exportadores para detectar la presencia de la tecnología intacta y luego proceder al cobro de la misma al productor.
Esta medida también afectó directamente la pretensión de empresas como Bioceres de poder cobrar por sus productos.
Según explicaron desde la empresa, el plan de inversión contemplaba llevar la tecnología HB4 de resistencia a sequía y salinidad en soja y otros cultivos a los principales mercados en 3 años. El programa, de varias etapas, contemplaba la creación de 500 puestos de trabajo y el desembarco de la empresa en Argentina, Brasil y Estados Unidos para competir a través de distintas asociaciones con las principales multinacionales de biotecnología agropecuaria.
"Ahora quedamos a la espera de una resolución favorable de este conflicto, nuestra colocación depende de lo que la industria, donde Monsanto tiene mucho peso, le comunica a los inversores internacionales", dijo Trucco.
El ejecutivo explicó que "para tener una idea, si la comunicación de Monsanto va en el sentido de decir que el Gobierno buscó tumbar un sistema que no sólo ellos, sino todo el sector, había construido, se hace difícil que pongan plata para nosotros".
"El futuro de nuestra industria depende de que el mercado de propiedad intelectual valide el cultivo de soja, pero la Resolución lo que logró fue dar por tierra con todo eso, por eso realmente no se entiende qué fue lo que quiso hacer Agroindustria", destacó Trucco.
"Nunca hubiese esperado que esto pasara en este momento, no es consistente con otras actitudes que este Gobierno viene haciendo para estimular inversiones", agregó.
Lo particular de la tecnología HB4 es que el Estado Nacional, a través del CONICET, es socio de Bioceres. Inclusive, el caso de Indear, el laboratorio de esta sociedad dónde se produjo el descubrimiento, había sido presentado como un ejemplo de asociación público y privada por la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
"Estamos pensando en un negocio que debería a futuro ser redituable también para el Estado Nacional", dijo Trucco, al tiempo que afirmó que "había toda una política de Estado que esperábamos continuara".
"Tenemos que apelar a una inteligencia colectiva e ir más allá de pensar que lo que es automáticamente malo para Monsanto, por ser una empresa con una reputación complicada, es bueno para el resto del país, no siempre es así, mientras para ellos Argentina es un mercado más, para muchas empresas locales hay más en juego", manifestó Trucco.
Trucco contó que inmediatamente de publicada la Resolución 140 "se pidió una reunión con el ministro Bruyaille, pero nos recibió el jefe de Gabinete, Guillermo Bernaudo y no nos dió claridad".
"Estamos buscando respuestas por otros lugares, hablamos con el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, con el ministro Producción, Francisco Cabrera y con gente en Jefatura de Gabinete, todos se mostraron sorprendidos y preocupados por esta situación", contó Trucco.
Por último, el ejecutivo detalló que la empresa se presentó ante las autoridades para validar un método de testeo para estar acorde a las resoluciones de Agroindustria.
Según fuentes gubernamentales y de Monsanto, la resolución del conflicto en torno al cobro de regalías no tiene un horizonte de solución en el corto plazo, por lo que puede esperarse que la situación de incertidumbre entre industria y productores continúe.