home /

Tensión por semillas: vino el CEO mundial de Monsanto


Campo

La tensión por el reconocimiento de la propiedad intelectual en semillas, precipitó ayer la llegada del CEO mundial de Monsanto, Brett Begemann, quien viajó especialmente desde el cuartel general de la firma de Saint Louis, Estados Unidos, para reunirse con el Ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile.
Monsanto informó ayer en un comunicado que la intención fue “compartir la perspectiva en relación a los Derechos de Propiedad Intelectual en semillas”.
Begemann destacó que “fue una buena reunión, porque tenemos una visión común sobre el valor de las tecnologías; y tuvimos la oportunidad de compartir con Buryaile la necesidad de contar con un sistema confiable para el reconocimiento de los derechos de propiedad intelectual y el cobro de regalías por cada uso de semillas con tecnologías patentadas”.
Todo surgió a raíz de la última semilla de soja patentada por Monsanto, la llamada Intacta. Los productores no quieren reconocer regalías en el caso de la reproducción de parte de esa semilla para uso propio. Las semilleras descubrieron que hay abusos ya que muchas veces no se la reproduce para volver a sembrar en sus campos, sino que se comercializa. El ministerio de Agroindustria incluso intentó regularlo con una resolución. Pero por la presión de las entidades de productores tuvo que dar marcha atrás con la resolución 144.
Monsanto sostiene que la semilla Intacta logra en la soja un rendimiento diferencial promedio de 321 kilos por hectárea, “beneficio que se sumó a las ventajas ofrecidas por la simplicidad en el manejo y la reducción de costos al ahorrar una aplicación y media de insecticida”.
Según ese razonamiento, como esa semilla está patentada y es de uso opcional, debe pagarse. Las entidades de productores argumentan que no hay ley que los obligue. Eso sí, acordaron ponerse a discutir una nueva ley de semillas.