home /

Sigue el debate por la Ley de Semillas: qué piensa el nuevo presidente de Coninagro


El flamante presidente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), Carlos Iannizotto, opinó que “es muy grave” que todavía no se haya sancionado una nueva Ley de Semillas, por la incertidumbre que esto genera en los productores. 

Iannizotto, que asumió el último jueves, estará este martes en la Cámara de Diputados de la Nación para participar de la “segunda jornada sobre la temática que involucra la mejora genética, los derechos y el comercio de semillas”, según figura en la agenda de la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara Baja. 

El martes pasado se realizó la primera reunión para debatir la nueva Ley de Semillas, en la que se ratificaron las posiciones altamente disidentes entre las diferentes partes interesadas. 

Grave problema 

“Es muy grave que lleguemos a esta altura del año, no tengamos una Ley de Semilla, y estemos en una situación en la que el productor no tiene definición ni a qué ajustarse. Es un grave problema”, dijo Iannizotto a Agrovoz. 

Para el dirigente mendocino, el proyecto oficial es el que tiende “hacia un equilibrio entre defender la tecnología y defender el productor”, aunque piensa que deberían modificarse tanto el plazo en que debe abonarse la tecnología antes de poder hacer uso propio, así como también el monto que se tendrá que pagar en todo el proceso. 

“Pero entre todos los proyectos, nos parece el más potable para seguir promoviendo la tecnología y que a su vez el productor no quede excluido de la misma. Sólo hay que afinar bien los números”, afirmó Iannizotto. Y completó: “Se terminó el momento de decir ‘no pago nada’ pero también con las posiciones dominantes de las empresas”. 

Por otro lado, el directivo, oriundo de la actividad vitivinícola, cuestionó que las entidades rurales no hayan aunado una posición común en torno a esta temática. Cabe recordar que Federación Agraria presentó un proyecto propio y Confederaciones Rurales Argentinas señaló recientemente que, sin una nueva Ley, la campaña sojera 2016/17 vivirá un “caos comercial”. La Sociedad Rural también planteó su postura, por separado de las otras entidades.