home /

FADA presentó una propuesta para la regulación de la comercialización de semillas


La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) presentó una alternativa para la regulación de la comercialización de semillas, en el marco de las discusiones en torno a la propiedad intelectual y la nueva legislación. “Esta propuesta intenta ir por fuera de la caja” afirman los directivos de FADA, “cambiar el eje de discusión, salir de la dualidad en contra – a favor con un fin netamente propositivo” 

Para ello la institución comienza apuntando a cuatro puntos. El primer ítem, señala que el productor debe hacer un pago único, anual y por bolsa. “Se paga un valor único por bolsa sin importar qué semilla se utilice, al igual que la plataforma de películas y series, Netflix, en la que podés ver cualquiera con el pago de una misma tarifa”, dijeron desde FAD. Además se establece que paga por toda la mejora genética completa. 

La idea de la Fundación es que ese pago vaya a un fondo y los semilleros cobren de acuerdo a su participación en el mercado a cuán nueva sea la semilla (por las semillas más nuevas se cobra más que por las más viejas). 

De esto último derivaría el segundo punto: el “valor decreciente” que se le otorga a las tecnologías. Se premiaría a las más nuevas para promover la innovación. 

En tercer lugar aparece el “período de adecuación”, podría pagarse en porcentajes, paulatinamente, hasta llegar al total, para otorgar un tiempo de adaptación, tal como sucede con los derechos de propiedad farmacéuticos o los tratados de libre comercio. 

Y el cuarto punto sería el de “las excepciones”, exceptuando en el total al 5% de los productores más chicos y de ahí un porcentaje gradual hasta llegar al 15%. “Algo así como lo que debería ser el impuesto a las ganancias: unos no pagan nada, otros pagan una parte y otros pagan la alícuota más alta del impuesto. Una mirada progresiva del pago por la propiedad intelectual”, señalaron desde la entidad. 

Convicciones que guían la propuesta de FADA 

- Los productores deben pagar por la tecnología. 

- El pago debe ser razonable y equilibrado. 

- Se deben prever excepciones para los productores más chicos. 

- No debe estar atado a la producción y al esfuerzo del productor. 

- Debe incluir en el mismo pago toda innovación tecnológica, genética y variedades. 

- Mantener el uso propio. 

- El sistema debe ser lo más simple posible. 

- Debe incentivar la investigación y presentación de nuevas variedades. 

- Sobre el Estado debe recaer todo el poder de policía y el control del sistema, 

- La ley de semillas debe ser la ley rectora de toda propiedad intelectual contenida en la semilla.