Noticias
home / Noticias

La superficie de girasol creció un 40% esta campaña


Super Campo

Mientras la siembra de girasol da sus últimos pasos en la Argentina, los precios internacionales del aceite, que se habían mantenido estables en octubre y noviembre, crecieron 3% en los primeros días de este mes. Se pagan u$s270/tn en las compras del girasol primicia en el norte y u$s8 más en el disponible en los puertos del sur. 

Mientras la siembra de girasol da sus últimos pasos en la Argentina, los precios internacionales del aceite, que se habían mantenido estables en octubre y noviembre, crecieron 3% en los primeros días de este mes. Se pagan u$s270/tn en las compras del girasol primicia en el norte y u$s8 más en el disponible en los puertos del sur. 

Al 8 de diciembre, el informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires revela que el 98,4% del área proyectada ya se ha implantado, registrándose un retraso interanual de 1,6 puntos. Se alcanzaron las 1,672 millones de hectáreas. Falta muy poco para concluir la siembra. Fue sembrado el 98% del área proyectada en el sudeste bonaerense y el 95% del sudoeste de Buenos Aires y sur de La Pampa. 

En tanto, en el norte del país el girasol se encuentra en la etapa de llenado de grano bajo buenas condiciones de humedad y sanidad. En el NEA (Chaco) la condición varía de buena a excelente, con expectativas de rindes de entre 18 y 25 qq/ha. Hay baja presión sanitaria, aunque se realizaron aplicaciones para control de septoria y mosca del capítulo. 

Por su parte, en el centro-norte de Santa Fe los lotes transitan las primeras etapas del llenado de grano, mientras que los tardíos continúan en floración. La condición del cultivo es óptima. 

En el norte de La Pampa – oeste de Buenos Aires la oleaginosa diferencia entre tres y ocho hojas y presenta adecuadas condiciones de sanidad y humedad. En el sudoeste bonaerense restan implantar lotes en Bahía Blanca, Tres Arroyos y Balcarce. Los sembradíos se encuentran transitando las etapas de emergencia a diferenciación foliar bajo condiciones de humedad regular a baja, lo que demora el normal crecimiento de la oleaginosa. 

El informe del USDA 

De la comparación con el informe de noviembre surge que la producción de las 7 principales oleaginosas se ajusta al alza en 3,43 millones de toneladas, con incrementos de 1,9 millones de toneladas en soja, 0,7 en maní y 0,6 en girasol. 

Buena parte de dicho incremento (unas 2,3M/tn) se traslada al crushing, con 1,2M/tn de suba en soja y 0,5M/tn en girasol. Se adicionan 1,3 y 0,4M/tn a los stocks finales de soja y maní. 

En tanto, el aumento en la oferta de los 9 principales aceites es de apenas 0,73M/tn, dada la abrumadora presencia de soja (bajo rinde en aceite) en el incremento del crushing. Como el consumo total fue ajustado al alza en 1,3M/tn, prácticamente no hay aumento en los stocks finales totales de aceites y, en el caso particular del de girasol, hay una digestión de unas 90.000 toneladas. 

Comparando con la campaña 2015/16, la producción mundial de las 7 principales oleaginosas crecerá 6,2%, mientras que el consumo se incrementará 3,9%. Será abastecido con 4,4% adicional de exportaciones, en tanto que los stocks aumentarán 5,9 por ciento. 

La producción de girasol crecerá 9,7%, unas 3,9M/tn (en diciembre se aumentó la previsión en unas 576.000 toneladas, de las cuales 500.000 corresponden a Rusia), mientras que el crushing subirá 9,3%, las exportaciones sufrirán una baja del 18% y las existencias caerán 2 por ciento. 

Por su parte, la relación stocks/consumo aumentará levemente para las 7 oleaginosas, del 19,9 al 20,3%. Para el caso del girasol, se reducirá del 5,7 al 5,1 por ciento. 

En Ucrania se registrará una cosecha récord de 13,5M/tn, con una suba interanual del 13,4%. Para el Ministerio de Política Agraria ucraniano, se obtuvieron 13,41M/tn sobre la base de 5,89M/has y un rendimiento récord de 2,28tn/ha. Volviendo al USDA, también crecerán las ofertas de girasol de la Unión Europea, Rusia y la Argentina (8, 14 y 22%, respectivamente). 

La producción consolidada de los tres competidores del Hemisferio Norte pasará de 28,7 a 32,2M/tn (12,3% de suba). El USDA pronostica una producción argentina de 3,3M/tn, lo que supondría un área sembrada de 1,6M/has. 

En tanto, según el organismo estadounidense la producción de los 9 principales aceites crecerá 5,2%, mientras que el consumo lo hará al 3,4%. Será abastecido por un 5,9% adicional de exportaciones. Los stocks caerán 8 por ciento. 

Por su parte, la producción de aceite de girasol crecerá 9,3%, mientras que el consumo subirá apenas 3,1%. Aumentarán 9,7% las exportaciones y las existencias finales mermarán en 5,1 por ciento. 

La relación stocks/consumo disminuirá, para todos los aceites, de 10,9 al 9,7%. Para el caso del aceite de girasol, la caída va de 9 al 8,3 por ciento. 

El USDA mantiene (lo cual es un poco sorprendente, dado que estima 600.000 toneladas de aumento en la producción de grano) que las exportaciones argentinas de aceite de girasol alcanzarán las 550.000 toneladas, cifra inferior en 50.000 toneladas a las de la campaña anterior, que fueran reestimadas en 600.000. Nuestra participación en el comercio mundial caerá de 7,4 a 6,2%. Ahora bien, para esta institución, los stocks finales argentinos de grano crecerán (marzo 2016-febrero 2017) en 128.000 toneladas, lo cual podría justificar la citada caída de la participación argentina en el comercio ya que pese al aumento en lo cosechado, la molienda reaccionaría recién después del mes de marzo. Corresponde preguntarse si se suspenderá la molienda en el período que va desde mediados de diciembre hasta fines de febrero en las plantas del sur bonaerense o si el remanente (centro-norte del país) se concentrará en abastecer al mercado interno, porque ésta sería la única explicación de la baja participación comercial de nuestro país. 

Por su parte, las ventas externas de Ucrania pasan de 4,5 a 5M/tn (11,1% adicional), lo cual eleva a 56,2% su participación en el mercado mundial. 

Precios y mercados 

En noviembre, los precios promedio mensuales para los aceites en Rotterdam registraron, con respecto a octubre, el siguiente comportamiento: los de palma, soja y canola crecieron 4,6; 2,6 y 0,3%, respectivamente, mientras que el de girasol se mantuvo estable en u$s830/tn. 

Si la comparación se efectúa con los promedios de noviembre de 2015, los valores crecen en 30,9; 21,2 y 13,8% para los aceites de palma, soja y canola y declinan 3,7% para el caso del de girasol. 

Al cierre del día 12 de diciembre, el aceite cotizó en Rotterdam para contratos de diciembre a u$s855/tn y 10 dólares menos para enero-junio de 2017. Los valores suben para julio-setiembre u$s855/tn. 

Se observan descuentos de 8,7% en la posición diciembre, tanto con respecto a los aceites de soja como a los de canola. Para abril de 2017, los descuentos bajan a 5,5 y 7,1% con respecto a los mismos competidores. 

Para nuestras exportaciones, que enfrentan claras restricciones de acceso al mercado único de la Unión Europea, la referencia más próxima de precio externo la da el valor FOB de nuestro principal competidor (Ucrania, con el 56,8% del comercio mundial), que además cuenta con una ventaja de localización (respecto a los mayores demandantes) expresada en el diferencial de costos de fletes: allí, los contratos de enero-marzo registran u$s780/tn. Este último es, en definitiva, el que –corregido por el diferencial de fletes- condiciona el FOB local de los próximos meses y, por ende, la capacidad de pago de la industria al productor de materia prima (grano). 

El Ministerio de Agroindustria publicó índices FOB de u$s770/tn para el aceite de girasol (10 dólares por encima de los vigentes hace un año) y u$s845/tn para el de soja (mejora del 22,1%). El valor FOB para la venta de grano se mantiene en u$s380/tn, con una baja interanual de 5 dólares. 

En los puertos del sur bonaerense la industria ofrece $4460/tn en Bahía Blanca y 10 pesos menos en Necochea (unos u$s278,4/tn y u$s277,8/tn, respectivamente). Las posiciones futuro son las siguientes: a) u$s270/tn para San Martín y Dehesa, para la nueva cosecha de diciembre-enero; b) u$s265/tn en Daireaux, para febrero-marzo; c) 5 dólares más para los puertos del sur bonaerense (u$s270/tn) con entrega y pago en febrero y marzo y d) $4450/tn disponible y u$s275/tn para enero-febrero en Junín. 

Por su parte, el Indec publicó en su informe de “Intercambio Comercial Argentino” las exportaciones del complejo para los primeros diez meses de 2016. Lamentablemente, no incluyen el dato de harinas o pellets. Las ventas alcanzaron la cifra total, computando sólo nueve meses de exportación de harinas, de u$s622M, con una suba de u$s145M con respecto a similar período de 2015 (+30,4%). En aceites se pasó de u$s323M a u$s385M (+19,2%), y en semillas (grano) de u$s60M a u$s141M. 

El Minagro registró que las compras de la industria del producto de la campaña local 2015/16, declaradas hasta el 30 de noviembre, alcanzaban 2,031M/tn. Entre ellas, las efectuadas a fijar representaban 21,4% del total, de las cuales el 79,7% ya tenía precio cerrado. Por su parte, las de la nueva campaña alcanzan las 405.600 toneladas, de las cuales un 41% son a fijar. Las compras para exportación de grano de la campaña 2015/16 alcanzaban las 377.200 toneladas, de las cuales 4,5% era a fijar y un 25,3% tenía precio hecho. 

Según el Minagro, se molieron 2,513M/tn durante los primeros diez meses del año. Los rendimientos en aceite y pellets de la molienda del período fueron de 41,3 y 40,7 por ciento. 

(*) El licenciado Jorge Ingaramo es asesor económico de la Asociación Argentina de Girasol (Asagir).